MI PRIMERA COMUNIÓN

CELEBRA SU COMUNIÓN

CON LOS DULCES MÁS BONITOS

Las comuniones son una de las celebraciones más especiales tanto para los niños como para las familias, ya que son una oportunidad perfecta para juntarse y celebrar un momento importante.

Así que… ¿qué mejor que acompañar la celebración con unos dulces personalizados que dejen a todo el mundo boquiabierto?

En las tartas, a partir de 10 raciones, podemos personalizar absolutamente todo: el estilo, los colores, la temática, los sabores… ¡solo tenéis que indicarnos qué os apetece más!

¿Preferís una tarta de diseño clásico y minimalista, una tarta decorada con las aficiones del niño o niña, o quizás una tarta coronada por un topper personalizado?

También podemos acompañar la tarta con otros productos, creando una mesa dulce preciosa en la que juntar brownies, cakepops, galletas, chucherías… ¡todo lo que se os ocurra! Nos encanta cuando nos dais ideas nuevas.

Otra de las opciones que más os gustan son las galletas decoradas para regalar como detallito a los invitados. Podemos hacer al niño o niña con su traje o vestido de comunión; decantarnos por diseños más clásicos como las cruces, el cáliz o el rosario; inspirarnos en la invitación del evento; o incluso ¡hacerlas de alguna temática que represente al protagonista del día! Envueltas individualmente son un recuerdo original, precioso ¡y riquísimo!

ALGUNAS DE LAS TARTAS QUE HEMOS HECHO

ALGUNAS DE LAS GALLETAS QUE HEMOS HECHO

¡Estamos deseando formar parte de su día!

Pide presupuesto